Joseph ‘Joe’ Napolitan, el Padre de la Consultoría Política

Joseph Napolitan, (1929-2013). Fue un consultor cuya trayectoria y enseñanzas le confieren ser reconocido como El Padre de la Consultoría Política. Es considerado un pionero y sus escritos trascendieron en el tiempo y en sus resultados.

Recordado por participar en las varias campañas memorables y exitosas a partir de la segunda mitad del siglo XX y con una bibliografía impresionante, el consultor tiene entre sus triunfos el asesorar más de cien contiendas políticas en los Estados Unidos más una veintena alrededor del mundo.

Sus orígenes

Nació el 6 de marzo de 1929 en Springfield, ciudad del condado de Hampden, sureste de Massachusetts.  Su madre, Lucy, se convirtió en viuda cuando Joseph apenas contaba con siete años de edad y su hermana Peggy, cuatro.

Cuando Joe tuvo doce años, apoyó en la economía del hogar trabajando en una tienda de impresoras. Fue un buen estudiante y parte de su tiempo lo dedicaba a leer en la biblioteca.

Tras finalizar la escuela secundaria, ingresó en las fuerzas militares de los Estados Unidos y sirvió en la isla de Guam durante la Segunda Guerra Mundial. En su tienda colocó una biblioteca y desarrolló una gran destreza mecanógrafa en el entrenamiento secretarial del Ejército.

Al regresar a su casa, acudió al American International College (AIC) y trabajó para periódicos de Springfield, primero en el departamento de Deportes y luego como reportero de noticias políticas.

Conoció a su esposa Mary Nelen, una trabajadora social con quien contrajo nupcias en 1952.  Su hija Martha, describe que la boda fue en la Holy Name Church, “pero la recepción fue en la iglesia del Monte Carmelo, ya que los italianos eran los mejores cocineros”.

Su primogénita falleció al nacer, una niña de nombre Mary, razón por la que Joseph y su esposa emprendieron un viaje por Europa para que ella se recuperara. Allí escribió historias sobre los lugares que visitaron y las envió para que fueran publicadas en los periódicos de su país. Ambos tuvieron cuatro hijos más: Christine, Joseph Jr. “Jay”, Luke y Martha.

Napolitan abrió en Springfield una agencia de relaciones públicas en 1956. Su primer cliente político fue Tom O’Connor, quien se postulaba como alcalde y con la asesoría de Joseph, ganó la contienda.

 Campañas memorables

Más de un centenar de clientes estadounidense fueron asesorados por Napolitan, entre estos, tres miembros de la familia Kennedy, Charly Ryan, Phil Bredeson y Gravel Mike.

Para ser más precisos, también mencionamos las campañas presidenciales de John F. Kennedy (1960) y de Lyndon Johnson (1964). Napolitan también fue el estratega que logró catapultar y casi coloca a Hubert Humphrey en la Casa Blanca para la contienda de 1968.

En otros países, hubo jefes de Estado que contaron con su asesoría: Boris Yeltsin (primer presidente de la Federación de Rusia) y Óscar Arias (Costa Rica, Premio Nobel de la Paz 1987). A este último lo asesoró con el lema de la paz para su campaña por la presidencia.

“Estos notables políticos y otros cientos de candidatos, en más de 20 países, durante más de 50 años, tuvieron la suerte de contar con el mejor consultor político de todos los tiempos”, describió el sociólogo Ricardo Paz Ballivián, quien añade que antes de Napolitan las campañas se desarrollaron de manera más o menos empírica, improvisada y se encargaba a algún miembro del partido la conducción de ésta.

Joseph Napolitan (derecha), con el analista político Richard Scammon.
Joseph Napolitan (derecha), con el analista político Richard Scammon.
Crédito: Archivo Republicano / Vinnie D'Addrio
Crédito: Archivo Republicano / Vinnie D'Addrio

El legado

Martha describe que su método fue simple: “tomar una encuesta para ver lo que les importaba a los votantes, ayudar al candidato a decidir lo que él o ella quería comunicar a los votantes y luego, averiguar la mejor manera de comunicar esto a través de la publicidad, discursos, etc”.

Memorables son sus escritos: “100 cosas que he aprendido en 30 años de trabajo como asesor de campañas electorales”, que se presentó en la 19 Conferencia anual de la Asociación Internacional de Asesores Políticos (1986); Cómo ganar elecciones (1972); contenidos que, para miles de consultores, forman parte de una indiscutible formación camino al éxito.

Con su amigo francés Michel Bongrand fundó en 1968 la Asociación Internacional de Consultores Políticos (IAPC por sus siglas en inglés) y posteriormente, la Asociación Americana de Consultores Políticos (AAPC).

Anécdotas

Napolitan fue a Palestina para asegurarse de que elección en la que asesoró a Yasser Arafat había sido justa. Durante una reunión con el presidente y sus asesores, Arafat se jactó de que su campaña duró 30 segundos y que el anuncio fue mientras estaba corriendo. Joe lo interrumpió diciendo: “Sr. Presidente, creo que ha estado corriendo durante 35 años. “Todos estaban en silencio, preguntándose qué haría Arafat. De repente se levantó, aplaudió a Joe en la espalda, le dio un abrazo y más tarde le dio una vuelta por el palacio”, describe su hija.

Incluso con todos sus viajes, Joe logró volver a casa casi todos los fines de semana. Se le solía encontrar acostado en el sofá con una novela abierta sobre el estómago, o jugando con un balón de fútbol en el patio. Por lo regular, compartía un juego de los Gigantes en la televisión con sus amigos Jack, Frank, Joey, o su vecino Neil Phillips, jugaba Scrabble y póquer con Stan y su yerno Ben. Disfrutaba salir a comer con los Ryans, los Cummings, u otros amigos.

“A lo largo del camino Joe tuvo cinco nietos que lo adoran, una casa en Martha’s Vineyard (donde todavía vive la hija Christina), y apartamentos y amigos en Nueva York y Londres.

Martha recuerda una anécdota especial: “Una vez en los últimos años estaba en una tienda de comestibles, y vio a una anciana salir con un par de bolsas. Él le sostuvo la puerta y le dijo: “¿Puedo ayudarte con eso?”, acción que muestra que pese a padecer de pérdida de la memoria en el corto plazo, no olvidó nunca practicar la bondad.

Reconocimientos

Su legado alcanzó a la revista especializada en comunicaciones y relaciones públicas PRWeek cuyo consejo editorial le ubicó en 1999 entre las cien personas más influyentes en ese campo durante el siglo XX. También recibió doctorados honorarios de la AIC y el Elms College, una beca en Yale y la Legión de Honor Francesa.

En 2014, la organización MPR Group, le concedió el Honorary Victory Award debido a su trayectoria, reconocimiento póstumo que fue recibido por su hija Martha Napolitan.

Referencias:

© 2017, W.A.P.A.S.